Estas aeronaves tendrán un nuevo diseño en su presentación para distinguirlas como guardianes del ambiente. La donación representa un respaldo significativo de Estados Unidos al país, en sintonía con la agenda común contra los efectos del cambio climático.